2da. Cena Anual organizada por Fundación Libertad y FIL

En la antesala de su 30° aniversario, Fundación Libertad continúa pisando fuerte en Buenos Aires. Tras su desembarco exitoso en mayo de 2016, el pasado jueves realizó su segunda Cena Anual en Parque Norte, con más de 1.200 referentes de todo el país, entre ellos, la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti, y el Nobel Mario Vargas Llosa, anfitrión de la noche como presidente de la Fundación Internacional para la Libertad.

Además, el presidente de la República, Mauricio Macri, quien, por motivos de agenda, no pudo asistir, envió un mensaje de salutación destacando el trabajo de la institución rosarina. “En marzo próximo, van a ser 30 años que la Fundación Libertad trabaja en defensa de la democracia y la república, buscando mejorar el debate público en la Argentina; me alegra que compartamos ese compromiso con el país y ese optimismo por el futuro”, afirmó el presidente, quien además subrayó “los avances que está teniendo la Red Federal de Políticas Públicas”, proyecto que lanzara la institución rosarina en su primera Cena Anual en Capital Federal.

Se hicieron presentes en el evento los máximos representantes y policy makers de los sectores público y privado, entre ellos funcionarios, empresarios, figuras de emblemáticas de los medios de comunicación y académicos, por lo que se trató de una gran oportunidad para hacer networking y una ocasión inmejorable para apoyar ideas y políticas públicas que promuevan el desarrollo socioeconómico, desde una perspectiva federal.

La 2° Cena Anual comenzó sobre las 19.30 horas con un cóctel de recepción y la tradicional alfombra roja, donde muchos de los invitados accedieron a notas y fotos con la prensa. Luego, sobre las 21 horas, comenzó el programa de la Cena propiamente dicha, con los discursos centrales y una imperdible entrevista del periodista Marcelo Longobardi a Vargas Llosa.

Gerardo Bongiovanni, presidente de Fundación Libertad, fue el encargado de brindar las palabras de bienvenida y el discurso inicial, donde destacó que “la Fundación Libertad se creó hace 30 años para difundir los valores de la libertad, la democracia y la república, pero también los valores del federalismo, que fueron pisoteados durante muchos años y que ahora este gobierno intenta restablecer”. Y agregó que “sobre todo, nuestro compromiso es trabajar para superar la devaluación institucional que ha tenido la Argentina en los últimos años y para dejar atrás definitivamente ese pasado de declive”.

“Estamos viendo el drama que vive Venezuela en estos días y nosotros en Fundación Libertad creemos que Argentina iba a ser parecida a Venezuela. Mucha gente dice que a nosotros no nos hubiera pasado porque somos distintos, pero así también pensaban muchos venezolanos hace 15 años. Por eso, nosotros celebramos el cambio que se produjo en Argentina a fines de 2015”, expresó Bongiovanni y enumeró tres grandes desafíos que, a su juicio, tiene el actual gobierno y la sociedad en su conjunto: el tamaño del Estado, la integración del país al mundo –“tenemos una de las economías más cerradas del mundo y esto no le conviene al país, ni siquiera a los sectores a los que dicen proteger con esta medida”, dijo- y la pobreza estructural, “consolidada durante el Kichnerismo”, sostuvo.

Luego, fue el turno de la palabra de la vicepresidente de la Nación, quien hizo hincapié en apuntalar la construcción colectiva como país: “Nos falta un poco todavía para sentirnos una sola Nación. Éste es mi llamado: tratemos de pensar en lo que ponemos y no en lo que sacamos, en lo que construimos y no en lo que destruimos”, exhortó.

“Hemos logrado comenzar un proceso que, por lo menos, tiene claro que las instituciones, la transparencia y la lucha contra la corrupción son importantes y que la política se construye a partir de una visión pluralista, pero sobre todo respetándonos, y no pensando todo el tiempo en qué me llevo”, manifestó Michetti. En ese sentido, enfatizó: “El desafío que tenemos en Argentina es tratar de construir una voluntad más colectiva, unirnos un poco más”.

Por último, tras el plato principal y antes del brindis final, tuvo lugar el living entre Longobardi y Vargas Llosa, donde el reconocido escritor explicó por qué los regímenes populistas son una “amenaza para la democracia”.

“El enemigo más terrible que ha tenido la democracia ha sido el comunismo, porque creó una utopía que sedujo a un inmenso número de gente en el mundo que creía que allí se expresaba la idea de una sociedad absolutamente justa y libre, en la que había desaparecido la explotación y los privilegios. Llegó a ser una realidad que parecía amenazar el futuro de la democracia. Pero ese peligro ya no existe, lo que queda del comunismo está representado por regímenes absolutamente arcaicos, como Corea del Norte, Venezuela, Cuba. Creo que el comunismo ya no es el principal adversario que tiene la cultura democrática. En cambio, el populismo sí; es una enfermedad”, sostuvo Vargas Llosa.

“Toda democracia vive bajo la amenaza del populismo, que afecta tanto a países subdesarrollados como a países cultos. Es un fenómeno que no es fácil de definir porque a veces adopta el extremismo de derecha y otras veces el extremismo de izquierda. Y es una política que sacrifica el futuro en nombre de un presente efímero. Los que lo practican toman medidas que en cierta forma comprometen un futuro para obtener en lo inmediato unas supuestas obras de justicia, de progreso, que son completamente pasajeras e implican siempre una catástrofe a mediano plazo”, profundizó.

“Argentina, a pesar de sus inmensos recursos, retrocedió en los años de populismo de una manera peligrosísima. El caso de Venezuela es verdaderamente trágico. Y la lucha que están dando hoy los demócratas venezolanos nos compromete a todos y ojalá hubiera en toda América Latina una actitud de mayor solidaridad con la lucha venezolana”, ahondó.

Para cerrar, Vargas Llosa adelantó parte de su último trabajo y dijo que se tratará de un ensayo: “Es una especie de autobiografía no intelectual, sino más bien política, sobre cómo llegué al liberalismo”.

FIGURAS PRESENTES

Entre las personalidades más reconocidas que asistieron al evento, se destacan: la vicepresidente de la Nación, Gabriela Michetti; el Premio Nobel de Literatura (2010) Mario Vargas Llosa; el escritor Jorge Edwards (Premio Cervantes, 1999); el expresidente de España Felipe González; el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich; el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; el ministro de Finanzas, Luis Caputo; el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile; el ministro de Cultura, Pablo Avelluto; el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el ministro de Ciencia y Tecnología, Lino Barañao; el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj; el fiscal de la Nación, José María Campagnoli; la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso; la directora del Banco Nación, Ercilia Nofal; la directora del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom), Silvana Giudici; la actriz y conductora de televisión Mirtha Legrand; el secretario general de la provincia de Buenos Aires, Fabián Perechodnik; el ministro de Justicia de Buenos Aires, Gustavo Ferrari; la senadora Laura Rodríguez Machado; los diputados Lucas Incicco, Ana Laura Martínez, Luciano Laspina, Waldo Wolff y José Núñez; los economistas Miguel Ángel Broda, Martín Tetaz, Miguel Kiguel y Luis Secco; los periodistas Alfredo y Diego Leuco, Fernando Iglesias, Fernando Carnota, Silvia Mercado y Néstor Scibona; el empresario Alejandro Roemmers; el presidente del Grupo INECO, Gastón Manes; el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción, Gustavo Weiss; el presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), Jaime Campos; el subdirector del Diario La Nación, Fernán Saguier; el encargado de Negocios de la embajada de los Estados Unidos en la Argentina, Tom Cooney; la embajadora de Italia en Argentina, Teresa Castaldo; el embajador de Alemania en Argentina, Bernhard Graf von Waldersee; el embajador de España en Argentina, Estanislao de Grandes Pascual; el intendente de San Isidro, Gustavo Posse; el filósofo Alejandro Rozitchner; el escritor Federico Andahazi; la candidata a diputada por el Frente Renovador, Amalia Granata; el actor Gabriel Corrado; entre otras figuras.

Fuente: Fundación Libertad

Galería